VIH y Sida

​​​​​El 1ero. de Diciembre se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, debido a que el primer caso de Sida fue diagnosticado este día en 1981. Desde entonces, más de 78 millones de personas han contraído la infección por VIH y alrededor de 39 millones de personas en todo el mundo han fallecido a causa de enfermedades relacionadas con el VIH, lo que la hace una de las epidemias registradas más destructivas de la historia.​

VIH​​

El VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) es el agente infeccioso determinante en el SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida). Este virus es muy frágil, por lo que no sobrevive mucho tiempo fuera del cuerpo humano, ya que puede ser destruido fácilmente por el calor, jabón, desinfectante. Sin embargo, dentro del cuerpo humano, se vuelve muy resistente y aun no existe cura.

Se calcula que una persona puede vivir un promedio de 10 años con el VIH, sin desarrollar SIDA, e incluso sin ni siquiera saber que está infectado.

Sida​​​

El SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia adquirida), es la enfermedad causada por el virus del VIH. Se denomina "Síndrome" ya que no es una enfermedad específica, sino un conjunto de signos y síntomas.

Se diagnostica la enfermedad cuando una persona, infectada con el VIH, debido a la depresión de su sistema inmunológico, se vuelve incapaz de responder adecuadamente contra los agentes infecciosos a los que estamos todos expuestos en un ambiente normal.

Las personas infectadas por el VIH son consideradas seropositivas. Cuando estas bajan su nivel de linfocitos T CD4 por debajo de 200 células por mililitro de sangre, se consideran enfermas de Sida.

Etapas de la infección:

  • ​Fase de infección aguda: ésta representa el tiempo desde que el virus ingresa al organismo hasta el momento de la formación de los anticuerpos específicos contra el VIH. Esta dura generalmente de 8 a 12 semanas. Las manifestaciones clínicas simulan un simple resfriado, e incluso, en ocasiones, no aparecen.
  • Fase de infección asintomática: Esta representa el tiempo entre la formación de los anticuerpos hasta la aparición de los primeros signos y síntomas de la inmunodeficiencia. Esta etapa puede durar hasta 10 años.
  • Linfadenopatía Generalizada Persistente: Se presenta la inflamación de los ganglios linfáticos. En esta etapa, como primeros síntomas, se puede presentar fatiga, pérdida de peso, fiebres ocasionales, diarreas, sudoraciones nocturnas entre otros.
  • Fase SIDA: Es la última etapa. En esta existe relación con enfermedades sistémicas e infecciones oportunistas. Estas se deben a la falta de respuesta del sistema inmune, y pueden llegar a ocasionar la muerte.

Transmisión:​

El VIH se transmite a través de diferentes fluidos biológicos, principalmente sangre, semen, secreciones vaginales y leche materna. Debe de existir, en estos fluidos, una concentración mínima de virus para su transmisión.

Existen otros fluidos en donde el VIH se encuentra presente en cantidades suficientes para la transmisión, tales como líquido cefalorraquídeo, líquido amniótico, líquido pleural, sinovial, peritoneo, y pericárdico.

Existen múltiples vías de transmisión, sin embargo las tres principales son:

  • Sexual: Se produce la infección por el contacto de las secreciones infectadas, ya sea contacto oral, vaginal o rectal, durante el acto sexual sin protección.
  • Parenteral: Esta forma de transmisión es a través del contacto con sangre contaminada. Es común en usuarios de drogas intravenosas por la utilización de jeringuillas contaminadas o cuando los métodos de higiene en hospitales no son adecuados. Las transfusiones de sangre, los tatuajes y las perforaciones son situaciones potenciales de contagio. El personal de salud se considera población en riesgo de contagio por la exposición en área laboral. Sin embargo es raro el contagio en ambiente laboral.
  • Vertical: Se refiere al contagio de la madre embarazada a su hijo. A pesar de que el momento de mayor riesgo de contagio es al momento del parto, también puede producirse durante las últimas semanas de embarazo o al amamantar al bebé. En la actualidad, la transmisión vertical es prevenible, siempre y cuando la madre sepa que es portadora del virus y tome las medidas a lugar. A estas se les indica un Tratamiento Anti-Retroviral de Gran Actividad (TARGA). Generalmente, se realiza el parto por cesárea. En cuanto al recién nacido, se le restringe la leche materna que está infectada, e incluso se le da tratamiento antiviral para mayor protección.

Tratamiento:​

No existe cura, pero si se puede controlar permitiendo que el enfermo disfrute de una vida más larga y en mejores condiciones, demorando el desarrollo de la enfermedad.

Se administran medicamentos llamados antirretrovirales de por vida, los cuales son utilizados para reducir la replicación del VIH.Estos medicamentos se indican en diversas combinaciones para hacer efectivo el tratamiento, a esto se le llama Terapia Combinada. De ahí, el TARGA, Tratamiento Antirretroviral de Gran Actividad, supone la combinación de tres o más medicamentos antirretrovirales, aumentando así la efectividad de la terapia.

El médico debe de decidir en qué momento comenzar con la terapia antirretroviral. Para esto, el médico se apoya en dos exámenes de laboratorio: el recuento de linfocitos CD4 y la prueba de carga viral. Una vez iniciado el tratamiento, este debe de mantenerse de por vida.

Prevención:​​

  • Fomentar y poner en práctica el comportamiento sexual seguro.
  • Mantener una pareja exclusiva, evitando la promiscuidad.
  • Usar siempre, sin excepciones, condón durante el acto sexual.
  • Evitar el consumo de drogas intravenosas.
  • Evitar el contacto sexual con usuarios de drogas intravenosas.
  • Nunca reutilizar ni compartir una jeringuilla.
  • Evitar el contacto con la sangre de otras personas (heridas, hemorragias nasales, etc.)

Si una persona es VIH po​​​​​​sitivo:​​

  • No debe bajo ningún concepto donar sangre, plasma, órganos, semen.
  • Debe de informarle a sus posibles parejas sexuales de su condición.
  • Durante el contacto sexual debe de evitar el contacto de sus fluidos corporales con su pareja y siempre usar condones para mayor protección de la pareja.
  • Si una mujer VIH positiva queda embarazada, o busca quedar embarazada, debe de buscar atención médica para informarse sobre las medidas a seguir para prevenir el contagio de su bebé.Además, cuando nazca el bebé, la madre no debe de lactarlo.
  • Si se cree haber estado expuesto, debe de buscarse ayuda inmediata. El tratamiento PPE (profilaxis post exposición) con antirretrovirales ayuda a reducir las posibilidades de infección.

Pronóstico:

El pronóstico de los pacientes con VIH ha cambiado radicalmente desde los años 80 cuando fueron diagnosticados los primeros casos. El uso de la TARGA, ha beneficiado de forma significativa la calidad y esperanza de vida de los enfermos.

Se estima que la esperanza de vida de un paciente VIH positivo es de 24 años desde su diagnóstico. Esto varía dependiendo de factores tales como si el paciente tiene tratamiento o no, si lleva o no una vida saludable (dieta equilibrada, ejercicio, no fumar), si tiene acceso al tratamiento adecuado y consultas médicas regulares, si consume o no drogas intravenosas, entre otros.Sin embargo, hay que tomar en cuenta que la infección por VIH es tratable, pero no curable.

​​Para el pronóstico individual de cada paciente, se utiliza como herramientas el recuento de células CD4 (indica estado del sistema inmune) y la prueba de carga viral (calcula proporción de virus en sangre). Mientras más bajo el recuento de CD4 y más alta la carga viral, peor pronóstico para el paciente.

  • Al momento de iniciar el tratamiento, el riesgo de enfermedad grave o muerte está directamente relacionado a si el enfermo:
  • Tiene un recuento de CD4 por debajo de 200
  • Tiene la carga viral por encima de 100.000
  • Tiene más de 50 años
  • Es usuario de drogas inyectables
  • Tiene o tubo una enfermedad definitoria de SIDA
  • Actualmente, se está trabajando tanto en encontrar una cura como una vacuna. Mientras tanto, la prevención es el arma primordial en la lucha contra el SIDA.​